MORTERO REFRACTARIO

Es aquel capaz de resistir la acción del fuego sin alterarse. Están elaborados con cementos aluminosos, lo que les otorga una serie de características adicionales, como el fraguado rápido, la resistencia a cloruros y sulfatos y la resistencia en ambientes ácidos. Está diseñado tanto como mortero de raseo como para montar y rejuntar cerámica refractaria, bloques de hormigón o terracota que van a estar sometidos a altas temperaturas.